lunes, 14 de marzo de 2011

Pregón de la Hermandad

Se avisa a los queridos hermanos, que el próximo día 10 de Abril a las 11:30 de la mañana tendrá lugar el XV Pregón de la Real Hermandad y Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y San Juan Evangelista.
El acto será presentado por la hermana Doña Milagros Martos Caso y el pregón vendrá a cargo del hermano Don Antonio Manuel Martos Pérez
El acto se llevará a cabo en el Teatro Cervantes de Linares y en el acto intervendrá la Banda de Cabecera de nuestra cofradía (Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno) y el Tercio de Trompeteros del Nazareno.
Invitamos a los hermanos en especial y a todos los linarenses en general a acompañar a nuestros hermanos en un día tan señalado.

Del mismo modo, recordamos a los hermanos, que esta semana tendrá lugar el SOLEMNE QUINARIO en honor a nuestro Sagrado Titular Nuestro Padre Jesús Nazareno. 
Será los días 14, 15, 16, 17, 18 y 20 de Marzo.

martes, 8 de marzo de 2011

Pretorianos

Nada me hacía presagiar  este pasado  viernes por la mañana,  lo que ese día iba a vivir. Era un día gris, incluso hubo momentos  en que lloviznó y llevaba cuatro días con dolores,  debido a una contractura que estaba afectando a mi hombro operado, de tal forma que no sabía si podía asistir esa noche al homenaje que ofrecía  Antonio  a sus trompeteros.
A las 13.40 horas tomé una decisión, “Pedro o me arreglas el p___  hombro o esta noche no me tomo una cerveza contigo” y allí estaba Pedro y puedo deciros que lo arregló; cuando salí de su compañía, me encontré con que había salido el sol. Y el día empezó a cambiar.
20h45´ Zapatones espera. Conocía a Antonio, desde que tengo uso de razón; el taller que mi padre tenía pertenecía en régimen de alquiler a su padre; posteriormente conocí como mi padre le prestaba servicios de carpintería tanto a él como a sus hermanos y posteriormente lo conocía como vecino ya que él vivía en el Paseo de Linarejos nº 60 (Villa María) y yo moraba en el  66.
Desde que entré en esta bendita Cofradía, hace muchos años ya, sabía que Antonio era Alférez de la misma; pero es desde hace tres años que pertenezco a este maravilloso grupo de personas que forman el tercio de trompeteros del Nazareno, cuando he sabido de su valía personal y de su fidelidad sin fisuras a este grupo.
He compartido sus vivencias en comidas de hermandad del tercio; en esa hora previa a la salida de nuestro titular, en la cafetería Europa, cuando los nervios están dentro de cada uno de nosotros. Pero la noche del viernes 04 de marzo de 2011, fue memorable; nunca se borrará de mis recuerdos todo lo que viví (la emoción, la alegría, el recuerdo nostálgico de los que no están, la lágrima furtiva que se escapa por ese pómulo, la hermandad, la amistad, los antiguos ex trompeteros).
Asimismo pudimos asistir a la recuperación de los calvarios, oídos por primera vez por muchos de los presentes y que este tercio espera recuperarlos para la próxima semana santa; esas saetas cantadas con el corazón, que te erizan la piel, todo ello bajo el retrato de nuestro titular en blanco y negro y con su cruz cuadrada.
El broche final fue el discurso de Antonio, lleno de sabiduría, de magisterio, de emotividad y del  orgullo de ser trompetero del  NAZARENO;  su emocionante final, donde tanto a él como a nosotros se nos escaparon  las lágrimas mejillas abajo, me dio la respuesta final de porque a Antonio,  todo el mundo le conoce por D. Antonio; desde ese momento quiero que sepas que para mí también pasaste a ser D. ANTONIO.
 Empecé a mirar a mi alrededor y me di cuenta  del grupo de personas tan válido del que tienes la suerte de pertenecer, allí estábamos casi todos:  Mateo, que me ofreció una de las pruebas de confianza más grande, cuando llevaba pocos meses en el colectivo;  Juan Carlos, el ITV´s; como te necesitamos de vez en cuando;  Paco Moya, nuestra ave canora;  Francisco  Torres “Ligero”, la seriedad y garante de nuestras tradiciones; Miguel Montoya “horquillero de la Expiración”; Navajillas, ay! no sabías quien era el próximo, espero no haberte defraudado;  Antoñito  Peñafiel, todo pasa y todo mejorará;  “el Llobre” odiador oficial de los funcionarios, en particular , yo;  Antonio “el abogadolll”;  Manolo Gámez, nuestro Raphael particular, gracias por confiar en mi aquella nueva;  Paco Robles, Jr.; Ramón Padre e hijo, lo que todos querríamos el día de mañana, ver a nuestro hijo a nuestro lado;  Curro, bombero y como todos ellos, duro pero duro y que apareció, normal era de raquinaki; Paco Zapata, de los primeros que me ofreció su confianza;  Javi Vallejo, algunas veces malinterpretado, pero que el tiempo pondrá en su sitio; Manolo Pérez, cuantos años ¿eh?, nada de manos, un abrazo;  Juanjo, como quieres a este colectivo, con gente como tú, este colectivo tiene vida para largo; el  c_____ de Mochete, que mala fama nos dan a los dos; Juan Gámez, que misterio albergarán la mistelas; al Momo, el Di Stefano del grupo; Pedro Luis, al que siempre que he recurrido he encontrado e hizo de mi hombro, algo personal y como no a mi amigo Paco Robles, amigo desde la infancia y al cual agradezco que me incorporara a este colectivo, mi agradecimiento;  ah! y no estuviste reniegas, pero también estuviste en el recuerdo con nosotros,  Bartolo. Por mi parte, espero no haberos defraudado a ninguno y creáis que soy digno de portar la trompeta nazarena y pertenecer a este grupo de amigos, con un punto en común, nuestro amor al NAZARENO.
Todo esto es porque quiero decirle D. Antonio, que pierdas cuidado, que todo este grupo de gente, uno por uno amamos al NAZARENO , que siempre estaremos ahí para cuando Él nos requiera y tú como alférez de la Cofradía y estandarte de los trompeteros debes saber que lo defenderemos con la humildad que tú nos pediste, porque somos los TROMPETEROS DEL NAZARENO, SOMOS SU GUARDIA PRETORIANA, SOMOS SUS PRETORIANOS.

Alfonso Valero González



domingo, 6 de marzo de 2011

Reflexiones nazarenas

-Abuelo, ayer fue mi primer ensayo como trompetero.
* ¡Sí!, ¿y qué tal?
-Muy bien. Me acogieron en el grupo, como si me conocieran de toda la vida.
*Siempre ha sido así, veo que no se pierden las buenas costumbres.
-Después del ensayo en la Virgen fuimos a tomar un café y estuvimos charlando un poco. ¡ Por cierto! . El Cabo nos contó que:
    Hace mucho, mucho tiempo un Alférez de la hermandad, llamado Don Antonio Siles Velasco reunió en una cena al por entonces tercio de trompeteros y a otras personas que anteriormente a ellos también habían sido trompeteros o habían tenido, o tenían un fuerte vínculo con este grupo.
Nos contó, que cada vez que se hablaba, hablaba el corazón, y juntos se emocionaron, y se entristecieron, porque recordaron a los que ya no estaban, y se divirtieron, y contaron anécdotas, y cantaron saetas y algunos escucharon por primera vez el canto de los Calvarios, que se habían quedado en el olvido y que gracias a esa  noche se volvieron a recuperar. En aquella noche se respiraba NAZARENO y los que estaban allí, se sentían orgullosos de ser Nazarenos y de tener el orgullo de portar o haber portado una trompeta Nazarena.
Nos dijo que aquella fue una noche grande porque allí se dieron lecciones de lo que tiene que ser una Cofradía, amistad, camaradería y sobre todo y ante todo, HERMANDAD.
*Todo eso es cierto, así me lo contó a mí mi ( abuelo, padre , tío … ).  ¡Qué grande tuvo que ser aquello!.
Querido nieto en vosotros está el conservar ese espíritu, el de esa familia llamada tercio de Trompeteros, !  Viva el Nazareno ¡.  

Así se recordará en el tiempo la noche que nos regalaste el pasado 4 de Marzo.
Gracias Antonio por hacerme participe de ella.

Francisco Torres López “Ligero”

miércoles, 2 de marzo de 2011

Una noche nazarena....

¿En que se parece la Reunión de la Conferencia Episcopal a la Cena de Los Hermanos Trompeteros?...así comenzaba su intervención nuestro querido alférez en una noche que quedará grabada en la memoria de muchos hombres tanto como en la mía.
Los primeros toques en el Paseo, ese toque delante de la imagen de Nuestro Padre, esas palabras vertidas por la voz de la experiencia, ese recuerdo gustosamente regalado por nuestro amigo Antonio...son tantos y tantos los recuerdos que me viene a la mente, que no sería capaz de plasmarlos en estas letras, porque para mí, fue una noche especial una noche nazareno, una noche en la que fui testigo directo de lo que es un sentimiento, un amor, un cariño infinito por una trompeta. Como me dijo un hermano, al que por cierto, le tengo una gran estima, entre toques de trompeta y saetas arrancadas de la memoria de los más expertos me miró y me dijo:"[...]mañana espero que escribas algo en el Blog relacionado con esta noche[...]porque se que lo que estás pensando es lo mismo que estoy pensando yo[...]" y no es mentira.
Tengo que reconocer que mi experiencia y mis costumbres en el Tercio son pocas, debido a mi corta vida como trompetero, pero sin duda alguna, creo que aún así, y nunca alentándome a mi mismo, he sabido absorber y conocer todos los detalles, todas las vivencias, todos los momentos y todos los entresijos de un Tercio que como bien rezaban esas palabras, es una familia. Porque eso es lo que fue anoche, una reunión familiar en torno a una grandísima persona, en términos cofrades y humanos, que quiso hacer algo especial con sus trompeteros.
No me quiero extender mucho más porque creo que anoche quedó todo dicho, y en ese ambiente y en esos momentos, no hablaba nadie, sólo hablaron las lágrimas y las trompetas.
Querido Antonio, de parte de un joven trompetero, gracias por enseñarme a querer y respetar, con humildad, a este colectivo, a esta trompeta y sobre a todo al Nazareno.

VIVA EL NAZARENO
VIVA NUESTRO ALFÉREZ
VIVAN LOS TROMPETEROS

Gracias Don Antonio