viernes, 13 de mayo de 2016

Vivencias nazarenas...(Parte IV)

Estabas allí, frente a mí,
y entre el clamor de la gente,
toques finos de una lira,
silencio, oración se siente.

Dulces notas de la banda,
anunciaban con pasión,
que Jesús el Nazareno,
nos daba su bendición.

Tres toques roncos de bombo,
trompetas al cielo rezan,
cuando tú mano divina,
tiendes "pa" que nos proteja.

Casi no pude tocar,
pues la emoción me invadía,
al sentir al padre ausente,
que en un susurro decía.

No llores más hijo mío,
no te aflijas, se valiente,
que Jesús el Nazareno,
nos ha unido para siempre.

Y la bendita garganta, 
de un ilustre trompetero,
rompió el silencio presente,
con un !!! Viva el Nazareno!!!

Y gracias a ti, hermano,
trompetero y nazareno,
pues con tú abrazo sincero, 
curaste mi desconsuelo.

sábado, 7 de mayo de 2016

Vivencias nazarenas...(Parte III)

Y llegamos a San Francisco,
por la calle Viriato,
y al llegar al templo santo,
alli, me estaba esperando.

Mirabas hacia la puerta,
y la cera iluminaba,
tú rostro bello y divino,
Linares ya te esperaba.

Rezamos un padre nuestro,
tocamos nuestras
trompetas,
y nos fuimos a la puerta,
a esperar que tú salieras.

En el silencio del templo,
resonaban dos trompetas,
un padre junto a su hijo,
aliviaban nuestra espera.

Más los demás desde fuera,
respondíamos a su toque,
y saliste Nazareno,
y un viva salto en tu nombre.

Y en esos instantes previos,
a darnos tú bendición,
tú mirada Nazareno,
alumbró mi corazón.