lunes, 24 de abril de 2017

Descansa en paz Maestro

Desde estas líneas, queremos transmitir nuestro más sentido pésame a familiares y amigos del Maestro de Linares.

Gran linarense y mejor nazareno que hoy se ha marchado para hacer el paseíllo desde el cielo, con su elegancia y torería.
Su cita con el Viernes Santo por la mañana nunca faltaba, siempre con su corbata y su pañuelo.

Que Nuestro Nazareno y su bendita Madre del Mayor Dolor le den el descanso eterno en el coso celestial.

Sebastián Palomo Martínez, descanse en paz.




jueves, 13 de abril de 2017

Llegó la hora

En apenas unas horas, las túnicas morás comenzarán a llenar las calles de Linares.
Comienza la Noche del año, comienza el fin de la espera, comienza el sueño de muchos y el despertar de otros.

Este Tercio cumplirá este año 465 años siendo la escolta personal del Rey de Linares.

Señoras y señores, el momento ha llegado. 

Qué se abra ya San Francisco y de salida al más grande.

FELIZ MADRUGADA

VIVA EL NAZARENO

viernes, 7 de abril de 2017

Viernes de Dolores

Ya está aquí, casi sin darnos cuenta, en apenas 7 días, Jesús Nazareno estará impartiendo la bendición a su pueblo.

Decía Manolo Pérez hace unos días: "Nazareno, te pedimos salud y trabajo para este bendito pueblo". Así sea.

Que nos bendiga, que nos bendiga a todos y a todas, sin faltar nadie, porque somos tu pueblo, tu gente, tus devotos y devotas, tus hijos que esperan ansiosos que esa bendita mano comience a moverse.

Sirvan estas palabras como petición pública de este humilde tercio para todo el pueblo de Linares.

De todo corazón, feliz Semana Santa.

Que el Nazareno os bendiga.

Fotografía: Hermano Mario Higueras

domingo, 2 de abril de 2017

Crónica de un corazón morao

Lo de anoche no tiene calificativos, no hay palabras para expresar lo que se vivió durante los 45 minutos más emocionantes que este servidor ha vivido (fuera del Viernes Santo) durante los últimos años cofrades.

Por muchas palabras que digamos, nos quedaríamos cortos; "sin palabras", esa fue la máxima expresión que nos salía del alma apenas dos minutos después de escuchar el clamor popular que aplaudía al emocionado pregonero tras su intervención.

Un pregón nazareno, un pregón directo, sin redundancias, elegante y fino, transversal y conmovedor, emocionante, con una prosa sublime y una lírica rítmica. Momentos de emoción, de mucha emoción, recuerdos añejos y vivencias en las que todos nos sentimos identificados.



Pero claro, algo tan grande no podía sino tener un prólogo digno de una obra shakespeariana. Don Manuel Pérez, señor trompetero, cabo perenne del Tercio y digno creador de una antesala que hacía que nuestras trompetas empezaran la faena con el pie derecho.

Y luego, llegó él, nuestro hermano, nuestro pregonero, Don Manuel Gámez. Todos te dijimos lo que sentíamos en ese momento y nuestras caras lo reflejaban. Un texto sublime, un pregón de los pies a la cabeza, sin más. Para muchos de nosotros, algo que quedará en el baúl de los recuerdos por muchos años, haciendo uso de vivencias antiguas, pero también recientes, muy recientes.

Ya lo dijiste anoche, incluso antes de ser concebido, ya eras nazareno, y eso se notó Manuel. Olé por ti.

Un trompetero no es ni mejor ni peor, es diferente.

Gracias por la noche que nos regalásteis ayer señores. Mateo estará muy orgulloso de vosotros.

La foto que cierra este texto define a la perfección a todo nuestro Tercio. Como ha dicho un Cabo: "Hermandad, amistad y respeto".

sábado, 1 de abril de 2017

Y el corazón...pregonó

Queridos amigos,

por fin, llegó el día. Señalado en el calendario desde hace meses y anunciado a los cuatro vientos por todo nuestro Tercio.

Hoy será su día. Manuel y Manuel, hermano y hermano, trompetero y trompetero, nazareno y nazareno, presentador y pregonero.

Nuestros corazones se emocionarán y el teatro vibrará con las vivencias y las anécdotas de Don Manuel Gámez Redondo, y estamos seguro de ello. Desde estas líneas, desearos toda la suerte del mundo y recordaros que vuestro Tercio está aquí para lo que haga falta.

Suerte señores y a hacerlo como sabéis.

VIVA EL NAZARENO